Huella de carbono, ¿qué es?

Todas nuestras acciones dejan una huella de carbono (CO2) en el planeta y depende de nuestros hábitos diarios. Lo que hacemos importa e impacta en el mundo. El planeta Tierra es nuestro hogar y habitarlo conlleva una responsabilidad colectiva, pero también individual.

Vivimos en una época en la que lo material aparentemente importa mas que nunca. Así que podríamos, al menos, enfocarnos en lo que realmente importa de ella: su materia y su durabilidad; es decir su efecto a largo plazo en nuestro ambiente; y su huella de carbono.

 

Huella de Carbono

“La huella de carbono es la cantidad de emisiones, de gases de efecto invernadero, que produce el ser humano al fabricar un producto o realizar sus actividades diarias es la huella que deja nuestro paso en el planeta. Se expresa en toneladas de CO2 emitidas”.

sostenibilidad.com

¿Qué tienen que ver los hábitos con la huella de carbono?

Nuestra decisiones, por pequeñas que parezcan, pueden tener un impacto positivo; visibilizar esta responsabilidad implica elegir cómo podemos disminuir nuestra huella de carbono.

Por ejemplo integrando una comida sostenible a base de plantas, como One Food; elegir productos cuyo envase sea reciclable y/o reciclado; reutilizar las bolsas con las que hacemos nuestras compras; reflexionar en torno a nuestro consumo energético —como luz y agua; o qué medio de transporte utilizamos.

La huella de carbono, entonces, es la medida del impacto de las actividades del ser humano en el medio ambiente.

Huella de Carbono

 

¿Cómo saber cuál es nuestra huella de carbono?

“Para conocer qué huella de carbono deja un producto, se analizan todas las actividades de su ciclo de vida: conseguir las materias primas, fabricación, transporte, uso, y su gestión ya como residuo”.

sostenibilidad.com

 

El cálculo valora los hábitos en cuanto a consumo de energía:

> País

> Vivienda: electricidad, gas natural, gasóleo, carbón, GLP, Propano, Pellets de madera

> Transporte: avión, tren, metro, automóvil, motocicleta, autobús, taxi, bicicleta, caminar, etc.

> Secundarios: Se refiere a tu hábitos de consumo/residuos propiamente hablando.
> Alimentos y bebidas
> Productos farmacéuticos
> Ropa, textiles y zapatos
> Productos a base de papel
> Computadoras y equipo tecnológico
> Televisión, radio y teléfono (equipo)
> Vehículos motorizados (no incluye combustibles)
> Mobiliario y otros bienes manufacturados
> Hoteles, restaurante, bares, etc
> Teléfono, móvil (facturación anual)
> Banca y finanzas (pagos de intereses de préstamos e hipotecas)
> Seguro (médico, desempleo, etc)
> Educación
> Actividades culturales, recreativas y deportivas

 

Aquí puedes calcular tu Huella de Carbono.

 

Dado que el crecimiento de la población está superando la producción de alimentos. Casi el 70% de la tierra apta para cultivos del planeta azul se utiliza en la industria ganadera. Adicionalmente, los carnes rojas y los lácteos generan más contaminantes de los que imaginamos; pues requieren grandes cantidades de agua y producen muchos desechos y emisiones de carbono.

Por ejemplo, ¿sabías que producir un cuarto de libra equivale a tomar una ducha de 4 horas? ¿O que por cada manzana que comes otra se desecha?

Para One Food es importante minimizar el desperdicio; por eso se seleccionan fuentes de ingredientes derivados de plantas sostenibles y nutrición de ingeniera, como la soya.

 

 

Las prácticas alimentarias sostenibles son una excelente manera de disminuir tu huella de carbono; y mejorar tu salud al mismo tiempo. Abordar la sostenibilidad de nuestros hábitos alimenticios es una forma muy simple de marcar una diferencia todos los días.

Saber cómo se procesan, empaquetan, distribuyen y consumen y manejan los desperdicios es fundamental. Por eso, aprovechar la nutrición de ingeniería y elegir opciones inteligentes de alimentación son hoy una prioridad.

 

Conoce más de One Food.


Older Post Newer Post