Eres lo que comes, ¿qué hay en tu comida?

“Eres lo que comes” refiere a la noción de que para estar en forma y saludable, necesitas comer bien. Para algunas personas, incluso, una dieta saludable es parte importante de ser un buen líder.

¿Te ha pasado que, tras una larga jornada, tu cerebro está en llamas? ¿O agotamiento? Cuando trabajas, produces muchos oxidantes en el cerebro. Los alimentos ricos en antioxidantes (bayas, frijoles, manzanas, té) actúan como retardantes de esas “llamas”. Tampoco olvides que el cerebro es 70-80% agua. Así que cuando tiene una actividad metabólica de 10-12 horas al día, eliminar los desechos requiere de mucha hidratación. Puedes hidratarte antes de iniciar tu jornada laboral y a lo largo de ésta evitar alimentos que te deshidraten, ¿pero sabes cuáles son? ¿Cuáles son los nutrientes, vitaminas y minerales que tienen los alimentos?

Comencemos por lo esencial, estos son los principales componentes de los alimentos que debe conocer.

Carbohidratos

pasta, pan, plátano y otros carbohidratos

Los carbohidratos son uno de los principales tipos nutrientes, en gran medida por aportar un alto porcentaje energético al cuerpo a lo largo del día.

Se encuentran en los alimentos principalmente en tres formas: azúcares, almidones y fibra. La dieta promedio generalmente contiene una combinación de los tres, sin embargo, puede ser en formas que aumentan el nivel de azúcar en la sangre y retardan el metabolismo.

One Food contiene carbohidratos diseñados para proporcionar energía rápida y fibra de digestión lenta, combinadas, son de bajo índice glucémico. Lo que significa que, a diferencia de la mayoría de los carbohidratos, no aumentan el de azúcar en la sangre.

Es decir, no aumentan el nivel de azúcar en la sangre como la mayoría de los carbohidratos.

 Así es como nuestros carbohidratos de bajo índice glucémico funcionan para apoyar al cuerpo.

 

>Azúcares y almidón 

El cuerpo descompone todos los carbohidratos digeribles, como almidones y azúcares, en glucosa (azúcar en la sangre). La glucosa se usa para dar energía al cuerpo, pero si se excede tanto la glucosa como el metabolismo se desequilibra.

One Food está optimizado para el metabolismo ya que tiene carbohidratos de bajo índice glucémico. Es decir, no aportan más azúcar a la sangre de la necesaria.

Un carbohidrato de bajo índice glucémico es un tipo especial de azúcar, llamado isomaltulosa, que se encuentra en la miel. La isomaltulosa es excelente porque el cuerpo la usa para obtener energía, pero, a diferencia de otros azúcares, no eleva el azúcar en la sangre.

One Food tiene una forma de almidón altamente digestible llamada maltodextrina, ésta se produce cortando las moléculas de almidón del maíz en un carbohidrato para que sea más digerible. La maltodextrina proporciona energía inmediata gracias a que sus cadenas son más cortas que el almidón.

Pero también se trata de los ingredientes que One Food no contiene; como azúcares de caña, frutos u otros azúcares agregados que aumentan la glucosa y disminuyen la velocidad del metabolismo.

 

>Fibra

La fibra es un nutriente esencial que pocas personas consumen en la cantidad necesaria; no sólo es un prebiótico, también es uno de los alimentos preferidos de las bacterias intestinales y la responsable de que te sientas saciado/a —facilitando que no comas en exceso.

La proporción de carbohidratos, grasas y proteínas de One Food ofrece una comida equilibrada y moderada.

 

Proteínas  

Huevo, salmón, nueces y otras proteínas

 

La proteína es importante en la composición y función del cuerpo; son necesarias para un adecuado crecimiento y desarrollo, en particular de la adolescencia a la edad adulta. También es indispensable necesario para huesos, músculos y piel, contribuye a la respuesta inmune, la visión, la producción de hormonas y el equilibrio de líquidos.

 

>Alimentos ricos en proteína

Los alimentos más comunes y ricos en proteína son: huevos, frijoles, carnes rojas, mariscos, nueces y semillas.

Los alimentos ricos en proteínas también contienen otros nutrientes. Por ejemplo, carne, huevos y nueces también contienen grasas —como grasas saturadas y colesterol. Algunas proteínas vegetales, como las del arroz, chícharos o frijoles, no brindan todos los aminoácidos esenciales y pueden contener fitatos, componentes que inhiben la digestión.

Una dieta equilibrada implica obtener las proteínas de distintas fuentes. Las proteínas de origen vegetal, en particular la soya, contiene proteínas magras de alta calidad, es decir, con poca grasa mala.

Un consumo de proteínas variado, incluyendo la proteína de soya, garantiza que tu cuerpo reciba los nutrimentos necesarios y limita aquellos que se recomienda evitar —como el colesterol.

 

Grasas

Aguacate, salmón, pepitas y otras fuentes de grasas

 

Todas las personas necesitan una dieta que contenga grasa, pues brinda energía al cuerpo y facilita la absorción de vitaminas. En la actualidad, uno de los grandes retos consiste en mejorar la ingesta de grasas. Pero, ¿qué tipo de grasas son las recomendables?

En una dieta de 2,000 calorías la ingesta recomendada de grasa es de 60 gramos. Las grasas animales, ricas en grasas saturadas y colesterol, deben ser limitadas. En cambio, las grasas vegetales, como las de los aceites de este origen, son una alternativa más saludable.

El ácido oleico es un ácido graso monoinsaturado que se encuentra en la mayoría de las plantas y aceites de semillas vegetales. Una dieta que contiene ácidos grasos monoinsaturados, poliinsaturados y omega-3 ofrece un balance adecuado.

One Food aporta grasas saludables para que no te preocupe si lo que comes puede obstruir tus arterias. Su fórmula contiene grasas insaturadas (saludables) que provienen de aceites vegetales. Por su alto contenido alfa-linoleico (omega-3, aceite de canola) y de ácido linoleico (omega-6, aceite de girasol), limita las grasas saturadas. Ambas se consideran las grasas más saludables que se pueden ingerir.

  • Nota: El contenido de One Food es de carácter informativo, no reemplaza el asesoramiento médico calificado. Si estás buscando hacer un cambio significativo en tu régimen de dieta y/o entrenamiento; o sustituir un porcentaje significativo de tus alimentos con reemplazos de comidas, consulta primero a un profesional médico.

 

 

 


Publicación más antigua Publicación más reciente